Soy Jabberwocky

De minimis non curat lex

Una entidad de olor penetrante y belleza inefable llegó esta tarde a mi manos. Quisiera tener la preparación lingüística suficiente para descifrar todos sus códigos y mensajes. 

Ars Magna Lucis et Umbrae (1646)

Por Atanasio Kircher.

Nadie levantará la mirada,
decepcionados de las nubes
y de sus guardianes
andaremos con los ojos
hacia el suelo
adorando las miserias
las bondades
y las profundidades de la caída.

¿Cuando podrá encenderse
nuestra actividad divina?
oculta, prohibida.
Las golondrinas
no se asfixian de tanto juego
ni los gusanos
se arrastran para encender
la vida con la fricción
Subamos esta tarde a oscuras
hasta el fondo
de la pirámide
donde las brujas revolotean
y las libélulas se alimentan
de poder recalcitrante
Contemplemos este terreno
gris
donde viven los ciegos
donde las filias contaminan
donde las hormigas
imploran el zapato
Observa bien
cómo todo esto se derrite
con el descenso de mi mano

Nadie levantará la mirada
el sol resultó ser más grande
de lo que planeamos
Sueña
Vive
Alcanza
Grita la porra
Sobre una mesa eres más grande
Muere poquito
dicen los códigos
recostados sobre el césped
consintiendo a la gravedad


mujer malcriada.

Para este mundo 
ya no me queda ni un gramo
de palabras serias
excusas de rechazo
ni sentimientos de perdón
Pero aclaro:
aún se guardaron muy bien tus labios
en la resaca de mis entrañas
y el rostro de ese niño
mirada turbia
cuando caminábamos descalzos 
Cerro del Tigre

No me queda nada que decir
escribo esto sólo para desenvolver
lo que se hace evidente 
ante mis ojos de títere 
Eres de fuego, 
haz incendiado lo mediocre de mis calles
pero le brindaste calefacción a lo más sincero 
de mis detalles. 
Puntos de sangre para lo que sigue
[…

¿La luna? ¡Bah, qué tontería! Ni la luna es aquí apacible y pálida, sino ocre y áspera, ni siquiera redonda, sino pesada, antiquísima, escasamente ovoide, con surcos dolorosísimos; y se levanta, no con dulzura y misterio, como las demás lunas catalogadas, sino con un hálito de terror allá de entre la brumosa lividez del Pacífico. Y vaga no muy alta, con frecuencia rozando los árboles, grande, excesivamente grande, como una viuda grávida torturada en mil angustias y adulterios, con un lenguaje mortuorio, desgarradoramente sensual, poco menos que incestuoso. 
Por Francisco Tario. Del libro Acapulco en el sueño (1951) 
Fotografía: Lola Álvarez Bravo.

¿La luna? ¡Bah, qué tontería! Ni la luna es aquí apacible y pálida, sino ocre y áspera, ni siquiera redonda, sino pesada, antiquísima, escasamente ovoide, con surcos dolorosísimos; y se levanta, no con dulzura y misterio, como las demás lunas catalogadas, sino con un hálito de terror allá de entre la brumosa lividez del Pacífico. Y vaga no muy alta, con frecuencia rozando los árboles, grande, excesivamente grande, como una viuda grávida torturada en mil angustias y adulterios, con un lenguaje mortuorio, desgarradoramente sensual, poco menos que incestuoso. 

Por Francisco Tario. Del libro Acapulco en el sueño (1951) 

Fotografía: Lola Álvarez Bravo.

Ruka (La mano) por Jirí Trnka

Neave.TV - Television without context

Neave t.v. es el delincuente. 

Sin cortes, sin pausas, toda una red de información fragmentada con lo más raro y dinámico del ataque mediático. Al primer click ya estás en el abismo. 

Del Lunes en un año. Por John Cage.

Diario: Cómo mejorar el mundo (sólo se conseguirá empeorarlo) 1965

           I. Sigue; descubriré de donde

                                       sudas (Kierkegaard).   Nos estamos

                                           liberando de la propiedad, sustituyendo el uso.

Comenzando con las ideas.         ¿Cuáles podemos

                                 tomar?        ¿Cuáles regalar?

desaparición de la política de poder.              No-

                              medición                 Japonés , dijo: también

                             escuchamos con los pies.      Yo había

citado a Busoni: entre el músico y la

música se interponen las notas.            Antes había hablado

de la historia: operaciones del azar, indeterminación.

      Había citado las músicas de la India: su partitura

posterior al hecho.        Había hablado de

                           acción musical directa (puesto que se

trata de oídos, sin interposición de ojos)      A las 2:00 A. M.,

                         Jensen dijo: “Aun cuando no les gustaran 

                 los resultados (Lindsay, etc.) esperamos que

les haya la manera de contarlo .”              ¡¿De

         contarlo?!               ¡Lo vimos suceder!

">